Auròs

Aurós, o Orós, consta de una casa, la iglesia de San Pedro de Aurós y la ermita de San Juan de Aurós. De hecho, incluso a nivel estadístico, Aurós siempre ha constado como vecindario de Unarre; en la mayoría de censos se contabiliza junto con el antiguo jefe de ayuntamiento.

Hasta el siglo XIX, contaba con jurisdicción propia. De la iglesia de San Pedro, románica, quedan las arquerías en un ábside sobrealçat. Varias pinturas sobre tabla, dedicadas a los apóstoles Pedro y Pablo se encuentran en el MNAC. Por su parte, la ermita de San Juan, ubicada en una colina cercana, conserva las tres naves.

Según Joan Coromines, Aurós es uno de los muchos topónimos pirenaicos de origen vasco. Está formado por dos étimos: ur (agua) y OTZ (frío), con refuerzo vocálico inicial. De todos modos, el mismo Coromines presenta la posibilidad de que en lugar de OTZ el sufijo fuera ya la adjectivitzador -oso, también muy frecuente en la toponimia pirenaica. Así, la interpretación del topónimo tanto podría ser agua fría como abundante en agua.

Enlace a web